Corresponsabilidad en la Crianza
11/07/2023
Guía para obtener un título automotor
08/08/2023
Corresponsabilidad en la Crianza
11/07/2023
Guía para obtener un título automotor
08/08/2023

La Conciliación Previa al Juicio Laboral

Introducción

En el derecho laboral uruguayo, la conciliación previa a un juicio laboral es un requisito para iniciar cualquier litigio laboral. Esta etapa obligatoria busca promover la resolución de conflictos y agilizar los procesos judiciales. En este artículo abordaremos la importancia de la conciliación previa y cómo afecta a las partes involucradas.

Conciliación en la Constitución

El artículo 255 de la Constitución impone con carácter obligatorio la tentativa de conciliación antes de iniciarse los juicios ante el Poder Judicial, con las excepciones que determine la ley.

La conciliación previa al juicio laboral es una instancia en la cual las partes en conflicto, asistidas por sus abogados y por un conciliador imparcial buscan llegar a un acuerdo extrajudicial antes de presentar una demanda formal ante los tribunales. Este mecanismo promueve la negociación directa y la resolución amistosa de los conflictos, evitando así los altos costos y la prolongada duración de un juicio laboral.

Conciliación en la Ley

De acuerdo a la Ley 18.847 modificativa de la Ley 18.572, la conciliación deberá tentarse ante el Centro de Negociación de Conflictos Individuales de Trabajo en la ciudad de Montevideo. Para el caso del interior del país, ante la Oficina de Trabajo dependiente del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, según corresponda al domicilio del empleador o al lugar en el que se desempeñó el trabajo.

Una de las características más significativas de la conciliación previa es su obligatoriedad. Esto implica que antes de acudir a los tribunales, las partes deben intentar una conciliación, salvo excepciones específicas establecidas por la ley. Esta medida tiene como objetivo fomentar la solución rápida y eficiente de los conflictos laborales, descongestionando los juzgados y brindando una alternativa viable para resolver disputas.

La excepción que mencionamos anteriormente es la establecida por el artículo 409 de la Ley 17.930 para aquellos procesos en los que sea actor o demandado el Estado u otra persona pública estatal.

Es importante destacar que la conciliación previa ofrece numerosos beneficios tanto para los empleadores como para los empleados. Por un lado, permite a las partes involucradas mantener el control sobre el resultado del conflicto, evitando la incertidumbre que puede derivarse de un fallo judicial.

El trámite

La solicitud de conciliación deberá realizarse por escrito presentado por el interesado o por apoderado, asistido de abogado. Si la reclamación fuera por sumas inferiores al equivalente de 20 U.R (Unidades Reajustables) el MTSS proporcionará abogado gratis.

El trabajador y empleador deberán concurrir en forma obligatoria a la audiencia de conciliación a realizarse en el MTSS asistidos por abogado.

Por otro lado, los empleados encuentran en la conciliación previa una vía más rápida y menos costosa para obtener una solución a sus reclamos. Al evitar la litigación judicial, se reducen los gastos asociados, como honorarios profesionales y se agiliza el proceso de resolución del conflicto.

Conclusión

La conciliación previa al juicio laboral es un requisito obligatorio con el fin de fomentar la resolución pacífica de los conflictos. Esta etapa previa al litigio promueve la comunicación directa entre las partes y ofrece una alternativa más ágil y económica para solucionar disputas. Tanto empleadores como trabajadores pueden beneficiarse de la conciliación previa, ya que evita los costos y las incertidumbres asociadas a un juicio.


Este artículo está dirigido a los lectores de la web y no tiene el carácter de orientación legal. Si desea programar una consulta con un profesional abogado en derecho laboral lo puede hacer a través de WhatsApp, correo electrónico a info@bgd.com.uy o mediante este formulario de contacto.